Con una votación de 49 – 1, el consejo municipal de Chicago aprobó una legislación que a partir de marzo de 2015 se prohibirá a las tiendas de mascotas de la ciudad vender perros, gatos y conejos de criadores comerciales. Todos los animales deben proceder de un refugio.

Esta legislación que salva vidas va a afectar directamente la industria de la crianza de mascotas para comercialización. Las tiendas de animales son tristemente conocidas por vender animales de fábricas, las cuales confinan a los animales en minúsculas jaulas de piso de alambre que los privan de sus actividades básicas para un sano crecimiento, como ejercicio, socialización, alimentación adecuada y cuidados veterinarios.

La ley también ofrecerá a innumerables animales la posibilidad de encontrar buenos hogares, al colocar perros, gatos y conejos adoptables en lugares donde será más factible que sean vistos para ser adoptables por familias amorosas, informa el sitio deperrito.mx.

FUENTE: quiltrosmagazine

 

Comentarios