Lo bueno, lo malo y lo feo de las viviendas gratis en sitios de alta valorización

La Universidad de La Salle presenta análisis sobre la propuesta de vivienda social en Bogotá.

1023

Hablar de vivienda en Colombia es hablar de una de las prioridades para miles de familias que buscan el acceso a una casa propia con el objetivo de mejorar su calidad de vida. Con frecuencia diversos sectores presentan proyectos para ayudar a promover el desarrollo de la vivienda social, uno de los más sonados fue el que presentó la Administración Distrital en el mes de febrero del presente año, cuando propuso un programa de viviendas gratis para personas desplazadas por la violencia en barrios de alta valorización en Bogotá, específicamente en el predio de la cra 11 con calle 93ª. Desde entonces, analizar los pros, los contras y las posibles consecuencias se convirtió en uno de los temas de estudio de la Facultad de Ciencias del Hábitat de la Universidad de La Salle.

Luego de varios meses de análisis a cargo del Núcleo de Vivienda del programa de Arquitectura de la Facultad de Ciencias del Hábitat de La Salle, cuya finalidad es presentar propuestas innovadoras, creativas y pertinentes frente a los actuales problemas de vivienda, contemplando situaciones urbanas, arquitectónicas, técnicas, ambientales y sociales comparte con el país, los resultados de su reflexión crítica al planteamiento realizado por la Alcaldía de Bogotá.

El grupo liderado por la docente Nelcy Echeverría que está integrado por 150 estudiantes y un equipo de 25 docentes. “Lo primero que queremos decir es que ante los problemas de inequidad y segregación existentes en Bogotá, la alternativa propuesta por la Alcaldía, en términos ideales, es muy interesante puesto que es una medida que invita a repensar el tema de la estratificación en la ciudad y la mezcla de distintos grupos sociales en un mismo territorio. Hoy en día, Bogotá se encuentra dividida y presenta sectores homogéneos que no permiten generar una vida urbana activa y socialmente participativa. Por lo anterior, consideramos que las medidas que se tomen en torno al favorecimiento de las mezclas sociales deben ser paulatinas, analizando el rol de todos los actores involucrados y permitiéndoles la participación activa, si el objetivo es dar pasos que ayuden a disminuir los niveles de desigualdad e inequidad”, explica Nelcy Echeverría, arquitecta líder del equipo investigador de La Salle.

semana vivienda La Salle

En ese sentido, “es prudente mencionar que la Universidad de La Salle tiene como uno de sus principales propósitos generar alternativas de desarrollo en áreas rurales y urbanas, donde nuestros estudiantes hacen ejercicios de diseño arquitectónico y urbano. Lo hacemos porque nuestra apuesta es contribuir en generar una ciudad más justa, armónica, equitativa y que propenda por un desarrollo humano sostenible desde la perspectiva de la Arquitectura y el Hábitat”, asegura Echeverría, quien es enfática en señalar que ese tipo de iniciativas deben responder a una política y programas de vivienda que contemplen los aspectos políticos, económicos, ambientales, sociales, culturales y de gestión para que de verdad, sean respuestas coherentes y pertinentes con la realidad local.

En cuanto a la metodología los investigadores revisaron los decretos y la normativa para el predio específico,  analizaron todos los artículos y la jurisprudencia alrededor del tema, estudiaron las políticas de vivienda vigentes y  realizaron un estudio de referentes internacionales para comparar la situación actual frente a otras realidades.

En ese sentido, el equipo de trabajo tuvo en cuenta, el estudio de iniciativas similares en otros países, tanto para identificar aciertos como desaciertos de las iniciativas.  Los proyectos internacionales analizados fueron:

–          Elemental en Chile. Proyecto de vivienda construido en 2004, dentro del Programa “Vivienda Social Dinámica sin Deuda” con un subsidio que permitía construir aproximadamente 30m2. Se construyen viviendas para 100 familias que ocupaban ilegalmente un predio localizado en un sector estratégico de la ciudad; el enfoque consiste en entregar la vivienda con servicios básicos de calidad y permitir el crecimiento de las viviendas mediante autoconstrucción.

–          Carabanchel en Madrid. Programa de actuación urbanística que se ha consolidado desde el año 2000 hasta hoy, mediante concursos convocados por la Empresa Municipal de Vivienda y suelo de Madrid, para proyectos de vivienda protegida o en alquiler (agrupaciones que pueden ir desde las 66 hasta incluso las 122 viviendas) bajo el régimen de protección pública teniendo como criterio fundamental la innovación y el diseño.

–          IBA en Berlín. Exposición internacional de arquitectura organizada en 1987 con el fin de recuperar algunas zonas marginadas por la presencia del muro en Berlín. Participación de renombrados arquitectos internacionales que plantearon una nueva concepción de vivienda social como parte de un programa de renovación urbana en la ciudad.

También se revisó el programa de vivienda brasileño “Mi casa, mi vida” el cual entre el  2009 y el 2014 ha entregado 1,7 millones de unidades de vivienda generando 1,3 millones de empleos.

A continuación los investigadores presentan algunas conclusiones preliminares luego de la realización del 5to año de la vivienda y el hábitat, donde se desarrollaron distintas actividades como el concurso de ideas de diseño arquitectónico y urbano, muestras académicas, conversatorio, conferencias y cuya temática giró entorno al tema de vivienda de interés social en sectores de alta valorización.

 

Lo destacable de la iniciativa

·         Pensar en una forma de promover la convivencia de distintos actores sociales dentro de un territorio

·         Propiciar en la opinión pública la reflexión, confrontación y crítica frente a los problemas de la vivienda del país

·         Obligar a repensar el tema de la estratificación en la ciudad

·         Promover el respeto por la diversidad e inclusión.

 

Lo desfavorable de la iniciativa

·         Su inmediatez, sin tener un planteamiento claro que responda a largo plazo por la sostenibilidad de la propuesta en términos sociales, económicos, políticos, ambientales, urbanos y arquitectónicos.

·         La ausencia de estudios profundos de los actores involucrados y las consecuencias que tendría esta implementación en términos sociales y culturales.

·         La radicalización en términos extremos de la escogencia de los predios y de las comunidades involucradas para desarrollar dicho programa además de la ausencia de un planteamiento que permita una implementación paulatina  donde se identifiquen de manera técnica los sectores para su posible intervención.

·         La falta de canales que permitan la participación de la comunidad dentro de los procesos de decisión

 

Lo feo de la iniciativa

·         La falta de oferta de servicios complementarios al tema de vivienda para las personas de bajos ingresos que llegan a su nuevo hogar, sin ningún tipo de planteamiento integral que den respuesta a las necesidades en términos de educación, salud, recreación, trabajo, transporte

·         La carencia que tiene el programa en cuanto a su integralidad para promover y plantear respuestas en términos económicos y productivos para los nuevos pobladores de estos territorios.

Los expertos consideran que una ciudad equitativa y justa debe basarse en principios armónicos y no desde la radicalización de los planteamientos en donde factores políticos o del orden económico son los que priman sin tener realmente una visión clara de las necesidades y prioridades que las comunidades tienen en la construcción de su hábitat.

Fuente: GJ Comunicaciones

Comentarios