aventura
Colombia

A noventa y ocho kilómetros de Bogotá, a orillas del río Sumapaz, en las cercanías de la desembocadura del Magdalena, rodeado de valles, nevados, un balneario de encantadora belleza, se encuentra Melgar. Un lugar en el mundo especialmente bendecido por la naturaleza, donde se puede disfrutar de más de cinco mil piscinas naturales –en playas y hoteles-, cascadas, bosques secos tropicales, variedad de microclimas, desde una infraestructura turística de calidad no invasiva del paisaje, que cuenta además con espacios recreativos, toboganes de distintos tamaños, acceso a bicicletas de agua y, parques temáticos del nivel de Ciudad Reptilia, dedicado a la vida en hábitat de boas, cocodrilos, caimanes, tortugas, entre otras especies en peligro de extinción.

Melgar es una propuesta ideal para potenciar o descubrir el espíritu aventurero que de alguna manera todos llevamos dentro, o para la práctica de deportes náuticos y extremos… Constituye una invitación permanente para experimentar una escapada, o mini vacaciones diferentes en compañía de la familia, junto a la pareja, con amigos o en solitario.

Qué se puede ver en Melgar

¡Cuánto hay para ver, visitar y sorprenderse en esta geografía preservada de extraordinaria fortaleza! Estamos en el departamento de Tolima, que limita al norte con el municipio de Cundinamarca, al este con Icononzo, al sur con Cunday, y al oeste con Carmen de Apicalá. En Melgar sobresalen, entre otros: el Casco Urbano, las Quebradas Melgara y de La Cajita, el cerro Tablazo, el Parque Acuático Piscilago -mega tobogán con un canal de 504 metros de longitud-, el zoológico, el ecoparque El Gaitero, El Kualamelgar, el Área de Vacaciones Cafam-gimnasios, piscinas, discoteca y hasta una réplica del tesoro arqueológico de San Agustín, en Huila-, la Vereda Veraguas, el Valle de los Lanceros, el Centro de Relajación Corporal -spas, terapias saludables-, el Parque Adrenalina Extrema-rafting, cabalgatas, paracaidismo-, el Edificio de la Alcaidía, las Cuevas de Palestina, los Senderemos de Cualama y Buenavista, bares y discotecas…

Con respecto al clima cálido semi seco, la temperatura promedio se ubica en los 28 grados a lo largo del año.

Los hoteles en Melgar se caracterizan por la amplitud y comodidad de las instalaciones, los servicios completos, el diseño, y la dedicada atención personalizada.

Antes de definir el alojamiento vale la pena comunicarse con la principal Agencia de Viajes en Internet de Latinoamérica para asesorarse desde la web oficial, la app o por teléfono acerca de la variedad de ofertas, descuentos y financiación en mensualidades fijas especialmente diseñadas para los más amplios públicos viajeros.

Algunos nombres de hoteles en la ciudad de reconocida trayectoria para comenzar a explorar: Balcones de Villa Fernanda 2, Karmel, Manantial, Guadaira Resort, El Diamante, Ecofinca Amanwana, Sanvalay, Orquídea Dorada, Suite Sumapaz, Versalles, Brayan, Sol de Apicala, Eco Jericó, Villa Valeria, entre otros establecimientos hoteleros. Pueden incluir desayuno americano, conectividad wi-fi gratis en áreas comunes, recepción las veinticuatro horas, estacionamiento sin cargo, etc.

La posibilidad de concretar la soñada renta de vehículos de manera rápida, simple y segura, es una realidad que suma atractivo, libertad de horarios, movimientos y sin duda, vivencias para recordar acerca de las fantásticas vacaciones en Melgar, ubicada a tan sólo dos horas y cuarto de la capital colombiana, por carretera de doble calzada en ciertos tramos.

Naturaleza de Colombia
Naturaleza de Colombia

Una caja de sorpresas a disposición los trescientos sesenta y cinco días del calendario

En cuanto a la gastronomía típica de la “Ciudad de las Piscinas” como se la conoce en tierras colombianas, el chef recomienda saborear: tamal tolimense, sancocho de gallina, avena con achiras, lechona con arvejas cocinadas, amasijos, quesillos-se suelen presentar envueltos en hojas de plátano-. ¿A la hora dulce? El cholado-ensalada de frutas, con sabores exóticos como el arazá y el mangostino sobre una base de hielo raspado-, helados, rosquillos, y magdalenas… ¿Para beber? jugos frutales, chicha-bebida alcohólica-, cervezas y vinos.

En la siempre hermosa Quebrada La Cajita, a quince minutos del centro, se pueden comer asados increíbles en pleno contacto con la vegetación selvática silvestre y el canto de los pájaros. Para bailar, el encuentro es en el Bar “La Roca” y al ritmo de pasillos, guabinas y bambucos.

Melgar es un paraíso para compartir una estadía de esas que no se olvidan. De las que quedan grabadas en la memoria del corazón, en el paladar, y que invitan a repetir…

NC

Comentarios