Tendencias en Realidad Virtual y Aumentada

303

La tecnología lo está cambiando todo, la percepción que tenemos sobre nuestros hábitats, nuestras relaciones sociales y nuestro propio cuerpo. Los límites entre el mundo físico y el digital son cada vez más difusos y parecen anunciar nuevos entornos con impacto en multitud de ámbitos de nuestras vidas.

Pensemos, por ejemplo, en las posibilidades de la Realidad Virtual o los wearables. Si hoy podemos visitar una ciudad de otro continente sin movernos del sofá o gestionar nuestra dieta, horas de sueño o correo electrónico desde un reloj, ¿te imaginas cómo será el mundo en un futuro no muy lejano?

Tatjana Zoffel, alumna del IED Barcelona Escuela Superior de Diseño, no solo se hizo esta pregunta, sino que la llevó un paso más allá en “Anatomy of Senses”, una experiencia culinaria de Realidad Virtual. La particularidad de su proyecto de final de estudios es que está dirigido a personas que, debido a tratamientos con quimioterapia, han experimentado una pérdida total o parcial del sentido del gusto.

Fruto de una profunda investigación, apoyada en entrevistas a pacientes y personal sanitario, Tatjana descubrió que esta carencia sensorial puede convertir el acto de comer en una experiencia traumática. Es por ello que orientó su trabajo a explorar aspectos de espacio-tiempo y aplicaciones tecnológicas para tratar de ayudar a los pacientes.

El resultado es una propuesta de cinco espacios virtuales de sabor, una bandeja hospitalaria diseñada para el mundo virtual y un carrito para su implantación en el entorno hospitalario. Con ella, los pacientes pueden experimentar el sabor de una manera completamente diferente.

Al margen de sus aplicaciones en el ámbito del entretenimiento, desde la educación, la arquitectura, la salud, la ingeniería, las ciudades inteligentes, la automoción o la acción social existe cada vez mayor interés por desarrollar experiencias inmersivas o dispositivos con beneficios para el ser humano y la sociedad.

¿Cómo evolucionará la interacción humana en un contexto de impacto tecnológico?

A menudo se habla de la amenaza que el uso de la tecnología supone para las relaciones entre las personas, pero lo cierto es que la tecnología no es en sí un problema.

Desde el ámbito académico surgen cada vez más propuestas formativas centradas en explorar las posibilidades tecnológicas sin perder de vista las necesidades del ser humano.  Ese es el objetivo de cursos como el Master en Design for Virtual Reality o el Postgrado en Design for Wearables del IED Barcelona, que con un fuerte componente práctico y de investigación tratan de analizar, definir y redefinir usos desde una mirada crítica y humanizada.

Así, el Master en Design for Virtual Reality prepara a una nueva generación de diseñadores en la creación de experiencias y soluciones inmersivas mediante el uso de tecnologías y herramientas de Realidad Virtual. Por su contenido especializado, se trata de un máster pionero en Europa. Su programa se divide en Design Studio, que abarca las asignaturas del módulo teórico, Design Tech, donde se aborda el manejo de hardware y software específicos de la Realidad Virtual, y Design Lab, un laboratorio inmersivo para la creación y desarrollo de proyectos y experiencias en diferentes áreas.

Por su parte, el Postgrado en Design for Wearables aborda la investigación, el diseño y la fabricación de soluciones en el sector de fashion tech o smart products. Los estudiantes adquieren y combinan conocimientos en estrategias de datos, diseño computacional, dispositivos electrónicos interacción avanzada o prototipado rápido.

El programa se divide bloques teórico-prácticos, Designing, Making and Connecting, en torno al desarrollo de un proyecto final.

Si quieres conocer más propuestas que estudian las posibilidades del diseño en la era tecnológica, visita la sección de proyectos de estudiantes del IED Barcelona.

Comentarios