QUE VIVA LA MÚSICA
transmite la energía de su
nueva imagen promocional

QUE VIVA LA MÚSICA de Carlos Moreno, que se estrenará en las salas de todo el país el próximo 29 de octubre, presenta al público una nueva imagen, diseñada por Oscar Abril y Alejandro Amaya de la empresa de diseño Book & Play, que representa el espíritu de este arriesgado proyecto. Con solo verlo, el poster de la película se adelanta a la historia de una rubia rubísima, tan rubia que le dicen mona.

La imagen de QUE VIVA LA MÚSICA conectará a los espectadores con el viaje de María del Carmen por Cali, en medio de las luces de la ciudad, la salsa, el rock y los personajes que la acompañan en el camino. Es un juego visual con la Diosa Kali, cuyo origen está en el Hinduismo y es considerada la manifestación de protección y destrucción del Dios Shiva. Kali es la energía femenina, sexual, de Shiva. Con su fuego Kali arrasa a su paso, purifica y reconstruye. Ella es destructora de la maldad y de los demonios.

En la mitología Hindu, Kali fue creada por los dioses para destruir una horda de demonios que habían tomado control del universo y solo ella, a través de su sexualidad, podría controlarlos. Esta diosa es la referencia perfecta a la hora de hablar de María de Carmen y de QUE VIVA LA MÚSICA, pues desde el libro de Andrés Caicedo en el que está inspirada la película, se refiere a Kali más no a Cali, como el lugar donde ocurre la historia.

Que viva la musica
Al centro del poster resalta la presencia de la protagonista, la provocadora María del Carmen con su imponente cabellera, encarnada por Paulina Dávila. También se reflejan sus cómplices en esta aventura como Mariángela, «la primera en probarlo todo» interpretada por Alejandra Ávila; el violento e indomable Bárbaro, personificado por Nelson Camayo; Rubén, noble melómano a cargo de Juan Pablo Barragán; y Don Rufián, adulto cómplice en los ires y venires de la noche, interpretado por Christian Tappan.

QUE VIVA LA MÚSICA retrata la pérdida de la inocencia y la iniciación en el mundo de la fiesta y las drogas de una adolescente de la clase privilegiada caleña, habla de los primeros acercamientos de María del Carmen, con la calle, la música, el baile y la experimentación con los sentidos, donde la libertad y experimentación es lo primordial en esta búsqueda de identidad.

Rodada en Cali, en lugares variados como Jamundí y el río Pance, con once escenas de baile, filmadas en refugios de salsa como La Nellyteka, La Matraca, La Bodega Cubana, El Chorrito Antillano, el Balneario Piedragrande, y Lulu’s Latino, QUE VIVA LA MÚSICA cuenta con una poderosa banda sonora compuesta por 23 canciones de diversos géneros abarcando 4 décadas de historia musical. Es una historia contada en música, pues el rock y la salsa funcionan como personajes y son un aspecto importante de la narrativa; será la música la encargada de guiar un recorrido por lugares, colores y sensaciones donde cada uno se enamorará de María del Carmen.

FUENTE: LBV

Comentarios