Antes éramos un poco escépticos con las cosas del amor. Veíamos como algo tonto las cartas de amor y las canciones que desbordan corazones y parejas tomadas de las manos.

Muchos fuimos alérgicos al amor, tal vez no tan románticos ni amorosos. No era nuestra intención, solamente no nos agradaba mucho los estados corta venas o las palabras empalagosas y dulces. Pero ¿Ahora qué cambió? Ahora estamos enamorados y la moneda está del otro lado de la cara.

Via: Pinterest

Ya no vemos con malos ojos las canciones románticas e inclusive hasta hemos dedicado una. Las frases de amor, los peluches, las tarjetas que ilustran a un perrito que lleva un corazón enorme y los mensajes cariñosos dejaron de incomodarnos. ¿Por qué antes no nos gustaban y ahora sí? Pues porque cupido tocó nuestra puerta y el amor ahora es nuestro huésped.

Cuando nos enamoramos cambiamos, eso muchos lo niegan pero es una realidad. Cambiamos nuestra forma de pensar, nuestras prioridades e incluso nuestra mentalidad. No es algo malo o negativo, las personas cambiamos y muchas veces cuando es por amor, cambiamos para bien.

Estamos enamorados y el mundo es otro porque hay una persona nueva en nuestra vida, una persona que nos hace sentir únicos, especiales y merecedores de amor.

Cambiamos porque tenemos amor a nuestro lado, porque amamos a alguien, nos aman y nos amamos más a nosotros mismos. Nos sentimos plenos, felices y el ambiente a nuestro alrededor es mejor.

No se trata de cambiar de una manera negativa en la que le dejas de hablar a tus amigos y te encierras en el mundo de tu pareja, nos referimos a cambiar nuestro punto de vista sobre el amor, sobre las cosas románticas y sobre lo que implica tener una relación.

Disfruta este momento porque no sabes cuánto tiempo durará pero lo que sí sabrás es que es maravilloso y que le sacaste el jugo a cada momento.

Autor: Katy Meza

 

FUENTE: frasesparalavida

Comentarios