Pequeña Italia

131

Pequeña Italia surgió debido a que sus socios se dieron cuenta que existía una oportunidad de negocio en Bogotá la cual consideraban inexplorada. La pasta era un producto que sólo se encontraba en restaurantes Italianos pero ninguno ofrecía pasta fresca.


Decidieron de esta manera abrir un sitio en en Bogotá en donde no sólo se pudiera encontrar este producto elaborado con altos índices de calidad sino que fuera una propuesta casual, sin pretensiones, con buen gusto y divertida.

Fue así que encontraron su primer local y dadas sus especificaciones locativas nació el diseño y se estructuró la propuesta inicial.

Pequeña Italia busca que la gente se una, por esos sus mesas son compartidas. Manejan el concepto también de family style. Empezaron en el 2012 con el primer restaurante en la autopista con calle 100, en esa época se trataba de armar la pasta según al gusto pero con el tiempo empezaron a añadir diferentes productos y estilos al menú. Después de cinco años abrieron el segundo punto en la Cra. 5 #71 15.

Como imperdibles recomendamos la sopa de lasaña, la pasta rellena, los raviolis de nutella, la pizza napolitana en horno de leña y los ragús (salsa que se cocina aproximadamente durante 3 días)

Es un negocio fast casual, comida altamente fresca con un servicio casual y buenos precios. También son mercado, pueden llevar toda la pasta fresca, personalizarla, llevar las salsas, encurtidos, quesos, etc.

La felicidad del consumidor la logran con propuestas gastronómicas nuevas y diferentes respaldadas de un servicio excelente dentro de un ambiente cálido que te hace sentir en casa.

 

Comentarios