Regresan los niños al colegio e inicia de nuevo la rutina de lavado de los uniformes escolares que, por la actividad diaria de los niños, pueden llegar a tener manchas que parecen imposibles de remover. El uso excesivo de productos químicos o procesos de lavado inadecuados pueden generar que las prendas se deterioren más rápido.

Es por esto que Samsung desarrolló la lavadora de carga frontal QuickDrive que ofrece un total control sobre el proceso de lavado, reduce la suciedad al mínimo, ayuda a optimizar el tiempo, pero sobre todo, ayuda a proteger las prendas diarias de los niños si se realiza una rutina adecuada de lavado.

La tecnología de la lavadora QuickDrive logra un mayor movimiento del agua que los tambores convencionales, lo que asegura un lavado rápido y en profundidad a la vez que protege los tejidos. A su vez, el auto dosificador de la lavadora administra de forma precisa la cantidad de detergente y suavizante necesarios para realizar un lavado óptimo con un consumo justo. Además, cuenta con una ventana adicional para añadir prendas y/o suavizantes sin la necesidad de detener el lavado.

A continuación, le brindamos algunos consejos para cuidar los uniformes escolares al máximo y mantenerlos como nuevos durante todo el año:

Revise las prendas antes del lavado

Subir los cierres y vaciar los bolsillos como parte de la rutina previa al lavado evita que la ropa se estanque o se generen pelusas por algún papel que pueda haber en los bolsillos. Por otro lado, debe asegurarse de lavar los sacos y camisetas de algodón por el reverso para que no se desgasten.

Separar por colores

Combinar una prenda roja con una blanca es algo que claramente debe evitar. Sin embargo, expertos indican que existen 5 tipos de colores al momento de lavar: blancos (solamente blancos), colores claros que incluyen rayas blancas, tonos oscuros (azules, cafés y negros), colores brillantes (rojos, naranjas y amarillos) y colores delicados, como los tonos pastel.

No mezclar las telas

La forma de lavado debe variar dependiendo de la tela o material del uniforme. Se recomienda entonces separar la ropa por esta característica y lavarla por separado. En caso de olvidar alguna prenda, recuerde que la lavadora QuickDrive tiene la opción de usar el AddWash para agregar ropa cuando ya comenzó el proceso de lavado.

Elija el agua fría

Algunas prendas indican que deben ser lavadas con agua caliente pero no es una regla estricta. El agua caliente destiñe la ropa y maltrata la tela, por lo tanto, trate de utilizar agua fría.

¡No sobrecargue!

La QuickDrive reduce el tiempo de lavado en un 50%, así que no es necesario sobrecargar la lavadora para ahorrar tiempo, ya que esto impide que el detergente y el suavizante se mezclen bien en el agua. Lo que recomiendan los fabricantes de lavadoras es llenar sólo ¾ de su capacidad para tener un resultado óptimo.

Siguiendo estos simples consejos para realizar el lavado, puede alargar la vida de los uniformes escolares de sus hijos.

Fuente: Babel

Debes leer: 100 años de lencería en 3 minutos

Comentarios