Rascar y chupar, todo es empezar. Es algo que las damiselas de profesión movidita saben perfectamente, y para ilustrarlo no hay nada mejor que algo tan universal y símbolo de alegría como son las piruletas. El artista italiano Massimo Gammacurta ha sido capaz de despojar a tan popular dulce de la poca inocencia que le quedaba tras años de utilización erótica (puede que esto empezase en la escena final de Grease) y convertirlo en un formato de instrucción sexual recreando algunas posturas del Kamasutra, que ahora además de sugerentes son una dulzura. Así lo reseña el portal ORGASMATRIX.COM

 

porno (1) porno (2) porno (3) porno (4) porno (5) porno (6) porno (7) porno (8)

FUENTE: ORGASMATRIX.COM

Comentarios