Los jugadores, integrantes de las doce selecciones nacionales participantes,  tienen una particularidad en la Copa América de Chile: en la manga izquierda de sus camisetas llevan estampado un emblema de UNICEF, como símbolo del compromiso a favor de la inclusión y no discriminación de los niños, niñas y adolescentes del continente.

La campaña “América nos une. No hagas tú la diferencia” tiene como protagonistas a los jugadores de cada selección y a los hinchas en los estadios y en las redes sociales. Esta es la cuarta vez consecutiva que UNICEF realiza acciones a favor de los niños en la Copa América.

En los partidos disputados por la selección de Chile, más de 150 mil hinchas chilenos levantaron una tarjeta verde deUNICEF y Fútbol Más mientras se entonó los himnos nacionales  del Ecuador, México y Bolivia, en señal de respeto y bienvenida tanto a los jugadores como a los simpatizantes visitantes. Estas acciones buscan contribuir y promover un cambio cultural en el fútbol y reemplazar los habituales silbidos al rival por mensajes de respeto y fraternidad.

Además, durante toda la competencia los hinchas de todo el continente podrán compartir contenidos a favor de la infancia a través de las redes sociales. El sitio web de la campaña de UNICEF, realizada junto a la Fundación Fútbol Más, es www.unicef.cl/web/copaamerica2015.

UNICEF considera urgente promover, respetar y garantizar los derechos de todos los niños, niñas y adolescentes migrantes, tal como lo indica la Convención sobre los Derechos del Niño. Cada Estado debe asegurar que toda la infancia tenga acceso equitativo a una educación de calidad, salud y protección legal y social.

Una vez más la Copa América es una excelente plataforma para promover una cultura de respeto. Debemos contribuir a erradicar totalmente la discriminación, que afecta la vigencia de los derechos de los niños y las niñas de la región. En este contexto, UNICEF y Fútbol Más invitan a todos los actores sociales y al público en general a sumarse a esta cruzada de no a la discriminación, para construir países más inclusivos, donde los niños, niñas y adolescentes crezcan libres de prejuicios.

Fuente: Guiomar Jaramillo

Comentarios