El abogado digital: nuevos rumbos del oficio en la revolución tecnológica

Conoce cómo la tecnología está cambiando el mundo en el que opera la rama judicial y el ejercicio del derecho.

142

Según Federico Ast, experto en nuevas tecnologías aplicadas a los sistemas jurídicos, el abogado moderno, tal y como lo conocemos hoy, es una figura del siglo XVIII y hace parte de una estructura jurídica que se remonta a dicha época. La premisa deja en el aire una pregunta ¿Cómo hacer frente a las nuevas dinámicas del entorno digital con una profesión cuyos cimientos se concibieron hace dos siglos?

Para responder esta y otras preguntas, Federico Ast y Alfonso Gómez Palacio, director de la Región Hispam Norte en Telefónica fueron invitados a #DisrupciónDigital, el evento con el que LEGIS celebró sus 66 años de existencia, el pasado 7 de septiembre.

El evento fue precedido por Andrés Caldas, presidente de la junta directiva de LEGIS, quien durante su intervención, afirmó que “La combinación de la innovación, la tecnología y el derecho cada vez es más importante. Sin tecnología de punta es imposible lograr eficiencias que hagan a los abogados competitivos en el mercado”.

 

El mundo ha cambiado para los abogados

Ast es fundador de Kleros, una empresa que ofrece servicios jurídicos de arbitraje asequible y seguro para el ámbito digital. Su emprendimiento se desarrolló con base en una premisa sencilla: el mundo de hoy, que se mueve en entornos digitales y construidos sobre bases algorítmicas, ya no es el mismo de antes. Necesita reglas y arbitrajes nuevos que regulen las interacciones sociales, negocios y disputas que se libran en el universo 2.0.

Durante su intervención, Ast habló sobre los nuevos escenarios en los que se desenvuelve el derecho, de cara a la digitalización del mundo. Por ejemplo, el blockchain, esa gran base de datos en construcción que elimina a los bancos como intermediarios a la hora de enviar dinero de un lugar a otro del mundo (entre otras funciones).

Con esa realidad como telón de fondo, Ast y Gómez establecieron algunos servicios que están cambiando para siempre la función del abogado en la sociedad.  Algunos de estos son:

 

Smart contracts

Los Smart contracts son contratos digitales que tienen repercusiones inmediatas en su cumplimiento. Por ejemplo: Alice le alquila a Bob un auto. De repente, Bob deja de pagar. Y en ese momento, el auto deja de funcionar, pues su llave electrónica, vinculada al contrato se desactiva. ¿Cuánto le hubiera costado a Alice hacer esta diligencia por la vía tradicional de derecho?

 

Plataformas predictivas

Hoy ya es posible contar con plataformas que analizan cientos de casos para predecir el resultado de un caso concreto de acuerdo con el abogado que lo lleva y el juez asignado. ¿Cuánto tiempo va a costar este caso y cuánto va a costar sacarlo adelante? Estas son algunas de las preguntas que esta herramienta puede responder a un abogado, antes de que este acepte trabajar para un cliente.

 

Georreferenciación

La georreferenciación, una herramienta que ya funciona en varios países, se está poniendo al servicio de descongestionar la rama judicial, mediante la identificación de lugares donde hay más criminalidad y casos por resolver. ¿Cómo ayudaría esta herramienta a descongestionar por ejemplo, al sector judicial colombiano?

 

Robots abogados

Casos simples, como por ejemplo multas, ya pueden ser resueltos por abogados como Ross, el primer robot que ejerce la defensa legal de clientes en Estados Unidos. Ross responde actualmente consultas legales en tiempo real, con una capacidad de respuesta más rápida que la de sus colegas humanos.

 

Big Data para anticipar el crimen

Actualmente ciudades como Nueva York han podido predecir con un 86% de precisión tendencias criminalísticas en diferentes sectores de sus jurisdicciones, a partir de algoritmos que se basan en características socioeconómicas de sus habitantes, concentración por barrios, clima y hasta nivel de tráfico de ciertas vías.

 

Documentación digital

Digitalizar la información de los casos y tener motores de búsqueda en los archivos para optimizar la investigación, le puede ahorrar al abogado días de lectura y trabajo, toda vez que lo libra de las arduas búsquedas a través de titánicos expedientes.

 

Algoritmos para determinar la verdad

Actualmente existen plataformas, con algoritmos basados en signos vitales, tono de la voz, movimientos faciales, que pueden determinar la veracidad de una declaración hasta en un 80%.

 

El nuevo rumbo del abogado

Según Alfonso Gómez, el 23% del trabajo de los abogados es actualmente, automatizable. Lo que procede entonces frente a este escenario digital es que con herramientas como las expuestas, haya un gana-gana: por un lado, el sistema judicial ganará en efectividad y alcance y por otro, la labor del abogado puede girar hacia el detalle y hacia las áreas que requieren más creatividad en su trabajo.

 

Debes leer: 10 cosas que debes hacer una vez al año

10 cosas que debes hacer una vez al año

Fuente: Fabiola Morera

Comentarios

Dejar respuesta