A medida que el tiempo avanza y se desarrollan nuevas formas de tecnología, los mercados evolucionan de forma proporcional, generando soluciones disruptivas a los problemas tradicionales de la sociedad. Uno de los cambios más drásticos que se han generado gracias a este fenómeno está en el uso del dinero en efectivo.

Aunque muchos países han logrado disminuir el uso de efectivo (que no solo requiere de grandes inversiones estatales, sino que también es mucho más complejo de administrar), Latinoamérica todavía no ha podido despojarse de este método de pago de forma adecuada, ni siquiera Colombia a pesar de los avances que se han realizado en la materia.

Sin embargo, habría un canal de consumo que podría agilizar el cambio: el comercio electrónico.

El e-commerce, como se le conoce globalmente, no es más que el uso del internet como un canal de comercialización más efectivo. Teniendo en cuenta que este se ha comenzado a posicionar en Colombia desde hace un par de años, ¿cómo podría eliminar efectivamente el uso de dinero físico en nuestro país?

  1. Patrones de consumo

De acuerdo a reportes recientes, 9 de cada 10 colombianos aún utiliza efectivo al menos una vez al mes para realizar compras. Mientras tanto, reportes de igual fidelidad demuestran que Colombia sería el país que registra mayores gastos mediante tarjetas (crédito y débito) en toda Latinoamérica.

¿Qué significa esto? Puede parecer contradictorio, pero quiere decir que a pesar de que el efectivo siga siendo parte esencial del proceso de compra-venta de bienes y servicios en el país, los consumidores locales han comenzado a favorecer a las nuevas metodologías de pago, incrementando la posibilidad de que veamos una migración representativa hacia estas últimas de cara a los próximos años.

Aquí se incluye el impacto que ha tenido el comercio electrónico dentro del día a día de los colombianos, no solo de los consumidores que ven en el Internet a una herramienta capaz de simplificar sus vidas, sino también de las empresas y comerciantes, que comprenden que este canal de comercialización incrementa su alcance de forma exponencial. Esto puede verse en que las ventas a través de internet ya superan los $4 millardos anuales en nuestro país.

  1. Herramientas y modelos para la innovación

Actualmente no solo vemos un cambio en los patrones que rigen a los consumidores, sino también a los comerciantes que han comenzado a ver la ventaja de utilizar herramientas mucho más modernas que el efectivo. A pesar de que el “dinero plástico” lleve varias décadas funcionando en el país, también es uno de los métodos de pago que más evoluciona con el pasar de los años.

Aunque pueda ser un método de pago atractivo para el consumidor, principalmente porque le permite despojarse del dinero en efectivo, la realidad es que muchos comerciantes han comenzado a preferir el uso de las tarjetas de crédito y débito debido a que agilizan (e incrementan la seguridad) todo el proceso de administración del dinero.

Gracias a varias empresas enfocadas en no solo impulsar el comercio electrónico como un canal de comercialización digital, sino también como una extensión tecnológica al proceso de compra-venta, actualmente contamos con herramientas como el sistema POS (terminal punto de venta) y el lector de tarjetas de crédito y débito, que incluso eliminan la dependencia que muchos comerciantes suelen tener hacia las entidades financieras tradicionales.

  1. Evolución en los métodos de pago

Finalmente, es posible que veamos una disminución en el uso de dinero en efectivo por la evolución natural de los métodos de pago. Uno de los ejemplos más importantes de esto es el de las criptomonedas, que en el último par de años ha pasado de ser un tema poco conocido por los colombianos, a una forma de tecnología regularmente mencionada.

Actualmente nuestro país es uno de los más interesados en el uso de las criptomonedas como medio de pago, incluso contando ya con un cuerpo regulatorio para las actividades relacionadas. Aunque no se trate de una «divisa» usada por la mayoría de la población, si se trata de una con potencial de quitarle mercado al efectivo.

Del mismo modo, el surgimiento de los emprendimientos denominados “Fintech” también estaría brindando decenas de herramientas alternativas para que los consumidores puedan concretar sus pagos, desde las criptomonedas y los tokens, hasta los sistemas de pago no bancarizados.

Puede que Colombia todavía no haya logrado disminuir significativamente el uso del papel moneda y que (de acuerdo a expertos) parezca completamente imposible que realmente logremos deshacernos de este a nivel mundial, sin embargo, la evolución comercial que está presentando nuestro país da pie a que el futuro en materia de pago sea muy distinto.

 

Debes leer: 7 hechos que no sabías sobre los zurdos

7 hechos que no sabías sobre los zurdos

Comentarios