Aunque Colombia siempre haya sido conocido por su alto consumo de productos de belleza, la influencia del e-commerce estaría acelerando este fenómeno.

De acuerdo a reportes lanzados a inicios de este 2019, las mujeres colombianas gastarían un acumulado de casi $3,3 millardos anualmente (casi 1,3% de nuestro PIB) en productos de belleza, y la expectativa es que esta cifra crezca hasta $4,2 millardos para el próximo año. El gasto individual sería cercano a los 300.000 pesos trimestrales.

No se trata solo de pequeño aumento en la compras de productos de un catálogo de Avon cada cierto tiempo, sino un incremento sistemático en el consumo de productos de belleza dentro de todo el territorio nacional.

Este crecimiento no pasó de la noche a la mañana, sino que ha venido ocurriendo de forma estable y significativa a lo largo de los últimos años. Pero, ¿cuáles son los motivos para que veamos a los consumidores colombianos cada vez más interesados en invertir en productos de belleza? Serían dos:

 

La compra por Internet

El primero es el surgimiento del Internet, y el posicionamiento del comercio electrónico como uno de los canales de ventas más efectivos de la actualidad. Gracias a la creación de herramientas de promoción y comercio digitales, cada vez más personas desean comprar sin importar qué tan necesario sea el producto.

De esta manera, personas que en condiciones normales no gastarían en uno o varios productos, obtienen un incentivo digital en la forma de la comodidad y la simplificación de las pasarelas de pago. En el mercado de la belleza esto es aún más efectivo, ya que no solo tienes acceso al producto, sino también a toda la información que lo rodea: reseñas, tutoriales, casos de uso ideal, etc.

Gracias a esta situación, y a que cada vez más empresas venden por Internet, una campaña de Pacifika enseñándole al consumidor cómo complementar su vestimenta de acuerdo a su estilo de maquillaje, sería mucho más efectiva en un anuncio publicitario tradicional, solo por ser capaz de añadir valor.

 

Influencia de personalidades

Otro motivo que ha influenciado la compra de productos de belleza en Colombia viene de la mano del comercio electrónico, sin embargo, por su importancia merece una mención propia. Hablamos de los influenciadores digitales, quienes han cambiado por completo la forma en la que se promocionan esta industria en el país.

Así, un consumidor que vea a una figura exitosa, promocionando el más reciente catálogo de Avon, o realizando una campaña de Pacifika en redes sociales, sentirá una mayor atracción hacia estos en comparación a alguien que simplemente encuentra los productos en una tienda.

Aunque estos influenciadores sean populares en todo el mundo, la cultura colombiana (mucho más centrada que otras en la figura de las modelos y personalidades de la industria de la belleza o el entretenimiento) funciona como una plataforma ideal para potenciar el mensaje de estas personas, por lo que cientos de marcas de todo el mundo invierten especialmente en la publicidad de influenciadores en el país.

Colombia todavía está lejos de liderar la lista de gastos en productos de belleza a nivel global (lista que actualmente estaría liderada por Estados Unidos y Japón), sin embargo, la situación podría cambiar a lo largo de la próxima década gracias al comercio electrónico y a las herramientas que está posicionando el Internet.

 

Debes leer: ¿Puedes reconocer éstas 30 marcas sin sus logos y colores?

¿Puedes reconocer éstas 30 marcas sin sus logos y colores?

Comentarios