Tienes una gran vida sexual con tu hombre. O quizá no sea tan gloriosa, pero eres feliz de todas formas. De todas formas, a no ser que seas una estrella prono retirada, tu hombre no tiene todo lo que desea de ti en la cama. deseos de los hombres

Quizá le dé vergüenza pedirte lo que quiere y que pienses que es un pervertido. Así que hemos hecho una encuesta anónima entre nuestros amigos y lectores y nos han contado estas 6 peticiones que tienen y nunca se atreverían a pedir:

  1. Más sexo oral: digamos la verdad, ningún hombre se queja porque le hacen demasiado sexo oral. Puede que se los hagas de vez en cuando o como parte del juego previo. Lo malo es que quizá le haces sentir que lo haces porque él lo espera de ti, y no porque te gusta.

Sería genial”, dice Pablo, “si mi novia me hiciese sexo oral sin que yo tuviera que pedírselo o guiarla en esa dirección”. ¡Ah!, y déjame decirte que a él le encanta que te lo tragues, todas las veces.

  1. Más lencería erótica: a ellos les gustaría que jugaras a ser muy sexy muchas más veces. Por eso les encanta la lencería erótica. Por supuesto que es más cómodo ir a la cama en camiseta, pero la verdad es que eso te hace parecerte mucho más a un jugador que a una conejita de Playboy.

“Siento que está mal pedirlo”, dice Steve, casado por diez años, “porque sé que llega cansada del trabajo y agotada por los niños. Pero si viniera a la cama con lencería provocativa de vez en cuando… no me molestaría nada”.

3. Que tomes la iniciativa: “Ella siempre espera a que yo haga el primer movimiento”, dice Darren, casado y con un hijo. “Me encantaría que ella  me sorprendiera en mitad de la noche, o que, mejor aún, me despertara haciéndome sexo oral”.

La mayoría de los hombres no quieren tener que dar el primer paso todo el tiempo, les gusta que sus compañeras sean un tanto agresivas y que los seduzcan también.

4. Habla sucio: “No quiero acostarme con una monja”, dice Mario, que está separado. “Cuando una mujer me habla sucio en la cama y me dice exactamente qué quiere, me excita mucho”.

A las mujeres nos han enseñado a ser “chicas buenas” y no decir groserías, pero algunas, en la cama… no hacen daño a nadie.

5. Sexo anal: para la mayor parte de los hombres esto es una obsesión. Lo quieren, lo desean, o al menos quieren intentarlo pero no se atreven a pedirlo. “Nunca le he pedido a una mujer hacerle sexo anal sin saber de antemano si le gusta o no”, dice Rick, que es divorciado.

“Pero te puedes dar cuenta cuando una mujer está abierta a intentarlo”. Así que, si estás interesada en intentarlo, siempre puedes deslizar un comentario durante el juego previo o después del sexo, en esa charla relajada que viene después… y ¡hacerlo en la siguiente ocasión!

6. Un poco de sadomasoquismo: desde siempre las parejas han usado el bondage, los azotes y un poco de juego de sumisión y dominación en el dormitorio. Pero también es muy probable que tu hombre tema asustarte si te lo propone.

“A lo mejor no es correcto en esta cultura post feminista”, dice Raúl, que está en pareja, “pero me gusta jugar un poco rudo y ser dominante en la cama. No todas las veces, pero de vez en cuando es muy excitante”. A otros hombres les gusta justo lo contrario: “Me encantaría ser atado por una mujer y dejar que ella mande, solo para ver qué se siente”, dice Rob, que ahora está soltero.

“Pero nunca se me ocurriría pedirlo. ¿Qué tal si ella piensa que soy gay, o menos hombre, y por eso busco una mujer dominante?”

Así que aquí te dejamos nuestra pequeña encuesta acerca de los que los hombres desean en la cama pero no se atreven a pedir. ¿Estás lista para cambiar tu repertorio sexual?

FUENTE: mamiverse

Comentarios