Desayuno con huevos y salchichas. Credit: Pexels

Japón es el país donde se encuentran el mayor número de consumidores de huevos de todo el mundo. Así, con un promedio de 328 huevos consumidos por persona y por año, los japoneses se encuentran entre los habitantes que menor nivel de colesterol y enfermedades cardíacas presentan. Por ello, si comparamos a Japón con Estados Unidos, ¿qué es lo que hace a éste último tener altos niveles de colesterol? La respuesta no está en la cantidad de huevos sino en la mínima cantidad de grasas saturadas que se consumen en Japón. Parece ser que hemos estado echando la culpa al alimento equivocado y el huevo no es tan malo para la salud como hemos estado pensando.

 

Los huevos fritos: la comida que toda madre y abuela nos cocinó

Huevos fritos. Credit: Pixabay

En todo hogar hemos experimentado ver a una madre o abuela freír unos huevos para la comida así como también hemos disfrutado del sabor exquisito de mojar un trozo de pan en la yema de unos huevos rotos. Sea cual sea nuestra generación, nos encantan. Y es que podemos cocinarlos con todo y de cualquier manera (tal y como podemos comprobar en Deliveroo): duros, fritos, cocidos, con chorizo, con jamón o, ¿por qué no? ¡en tortilla de patatas!

Desafortunadamente durante las últimas décadas los doctores nos han hecho ver a los huevos como el “veneno” culpable del colesterol y otras muchas enfermedades cardíacas horribles, obligando indirectamente de esta forma a la sociedad a dejar de disfrutar de uno de los más verdaderos placeres alimenticios. Sin embargo, nuevos estudios demuestran que todas estas precauciones fueron una exageración ya que, si bien es cierto que los huevos son alimentos ricos en colesterol, no parece ser tan cierto que sean los causantes del colesterol en la sangre o enfermedades del corazón.

No se trata de comer huevos, se trata de con qué alimento los acompañas

Desayuno americano. Credit: Pixabay

“Deje de comer huevos y mi colesterol sigue siendo alto”. ¿Cuántas veces han escuchado esta frase? Y es que no se trata de comer o no huevos sino de cómo los acompañas. No es lo mismo comer un plato de huevos rotos con espárragos y aguacate que comer huevos con bacon, salchichas y tostadas con mantequilla. Este último se considera el desayuno americano por excelencia y por desgracia, el patrón de comida que aumenta los niveles de colesterol.

 

Entonces, ¿Cuántos huevos podemos comer al día?

Tostada de aguacate con huevos es recomendable para la salud. Credit: Pexels

La American Heart Association ya no te pone límites a la cantidad de huevos que puedes comer sino que te pone límites a la cantidad de colesterol diario que puedes ingerir. Éste está establecido en 300 miligramos por día (o 200 miligramos, en caso de enfermedad cardíaca). De este modo tú eres el responsable de escoger tu fuente de colesterol.

Si te preguntas cuánto un huevo puede aumentar tu colesterol en la sangre, la respuesta es: mínimamente. De hecho, de acuerdo a Walter Willet, profesor de epidemiología y nutrición en la Escuela de Salud Pública de Harvard:

“La cantidad en la que un huevo afecta al colesterol es tan mínima que nunca podría detectarse en un estudio, además los aspectos saludables de los huevos contrarrestarían la pequeña elevación que provocan en el colesterol”.

Así que deja de preocuparte por cuantos huevos puedes desayunar o almorzar y mejor presta atención a aquello con lo que los acompañas para poder disfrutar de este delicioso plato.

 

Debes leer: 10 hechos científicos que explican que los zurdos son seres superiores

10 hechos científicos que explican que los zurdos son seres superiores

Comentarios

Dejar respuesta