Cravis en Garzón, un personaje que enamora con su inocencia – Entrevista

“La cantidad de mensajes que me llegan cada noche por twitter es sorprendente”: Diana Belmonte

618

A pesar de ser una adulta, Cravis se sigue comportando como niña. Esa fue una de las características más importante que tuvo en cuenta Diana Belmonte desde el momento en el que se enteró de que sería la encargada de interpretar a una de las personas más cercanas a Jaime Garzón, en la serie basada en la historia del periodista y humorista colombiano. Cravis en Garzón:

La inocencia, propia de las personas que sufren de una enfermedad como la de Cravis, era otra de las cosas que no podía dejar pasar por alto. “Sabía que no era un personaje como otros de los que había hecho en teatro. Era un descubrir constante de actitudes, sentimientos, reacciones y movimientos que la hacen única. Era un reto actoral, pero también una responsabilidad social, porque no podía interpretar a una persona con Síndrome de down, sin que ellos se sintieran orgullosos e identificados con lo que veían en televisión”, cuenta la actriz.

Empezó entonces el proceso de creación de ‘Cravis’. Con las entrevistas que Juan Carlos Pérez, libretista de la historia, había realizado, Diana Belmonte fue entendiendo lo que esta joven había significado para la familia Garzón y para Soledad (Cecilia Navia), pero principalmente lo que había sido ella para Jaime (Santiago Alarcón).

Leyó varios libros y documentales que le permitieron conocer más a fondo sobre este tema, sin embargo, Diana sabía que no era suficiente y buscó entre sus contactos alguien que le permitiera estar muy cerca de niños con una condición cognitiva especial, y esa fue, una experiencia tan importante, no solo para su personaje, sino para su vida en general.

Palabras como ‘gordito’ y ‘caramba’ son las que más han generado recordación en los televidentes, además de la ternura y apego incondicional que este particular personaje tiene con Jaime Garzón, que en la serie es interpretado por Santiago Alarcón.

Su primera vez en televisión

El camino de la actuación de Diana Belmonte comenzó antes de terminar el colegio, cuando ingresó a la Casa de la Cultura de Engativá. Desde entonces, comenzó a brillar en las tablas. Presentó uno que otro casting para personajes en televisión, pero la oportunidad no se había dado.

“En esos momentos, pensaba que lo mío no era la televisión. Tal vez, en el fondo ya me había resignado, y como siempre había estado enamorada del teatro, no me parecía tan grave que las cosas en televisión no se dieran. Llegó un punto en el que prácticamente lo acepté. Sin embargo, ahora que Cravis llegó a mi vida, siento que las cosas se dieron como debían ser. Llegó, y aunque era un personaje muy exigente, ha llenado mi vida de felicidad”, dice Diana.

Su transformación en la pantalla es impresionante, tanto que, al principio de la serie, muchos de los televidentes llegaron a pensar que en realidad se trataba de una actriz con Síndrome de Down. Otra muestra de que su cambio es radical, es que a pesar de que Cravis es uno de los personajes más queridos en la serie, y la mayoría de las noches #Cravis es tendencia en redes sociales, difícilmente en la calle, las personas la reconocen como la actriz que la interpreta.

“Con el tiempo, y con algunas fotos mías que han circulado, las personas han empezado a relacionarme con Cravis, pero al principio, nadie me paraba en la calle a pedirme foto y mucho menos me hablaban del personaje. Yo soy muy nueva en redes sociales, y por eso todo lo que ha pasado en twitter me ha impresionado mucho. La cantidad de mensajes que me llegan cada noche es sorprendente. He visto que hay hashtags como #AmoaCravis y #Cravisnoescaramba. La gente ha sido muy bella y eso me ha llenado de felicidad”, dice Diana.

Al casting para el personaje, Diana llegó llena de nervios y no muy segura de que el personaje sería para ella. Como todas las actrices que había ese día, espero su turno, y la presentación de su propuesta no duró más de 10 minutos. “Fue terrible porque yo veía que quienes entraban a prueba duraban más tiempo, en cambio yo, hice mi presentación y solo me dijeron: ¡gracias!. Después cuando me llamaron a decirme que había quedado, casi muero de la felicidad”, recuerda.

“Reconocer el amor y la inocencia de estos niños fue lo más hermoso”: Diana Belmonte

¿Cómo fue la preparación de Cravis?

Primero, sabía que no me bastaba solamente con libros que pudiese leer, con documentales y demás, sino que tenía que tener una persona cercana, un referente más cercano con el que yo pudiera compartir, así que pedí ayuda a Rony Zabaleta que es compañero de la universidad y él hace 14 años trabaja como profesor de teatro en el Liceo Vida, Amor y Luz;  gracias a él fui al colegio al que asisten niños con capacidades distintas de orden cognitivo y allí conocí varios niños, vi varios comportamientos, los cuales incluí en el personaje.

 

¿Cravis es el resultado del aprendizaje de muchos niños? ¿O de alguno en particular?

Compartí con muchos de ellos, pero hubo uno en especial,  que se llama Alejandro con el que tuve una muy buena conexión. Muchas cosas de las que hace Cravis, las aprendí de él. Su sensibilidad, sus reacciones, movimientos y demás. Alejandro fue muy importante para la creación del personaje.

 

¿Ha vuelto a hablar con él después de que salió al aire la serie?

¡Sí! Y fue muy lindo. Volví al colegio con los periodistas de una revista que querían conocer el sitio en el que se construyó el personaje, y obviamente como iban a hablar con los niños, debíamos tener el permiso de los papás. Ese día, los papás de Alejandro estaban en el colegio y se acercaron a agradecerme por representar de una manera tan linda a Cravis. La emoción de ellos, cuando les dije que Alejandro había sido mi inspiración, no la puedo describir, eso fue hermoso, para ellos y por supuesto para mí.

 

¿Qué sintió en el momento en el que se enteró de que interpretaría a Cravis?

Fue maravilloso. Cuando colgué el teléfono se me fueron las luces. Era una gran responsabilidad, no solo por el personaje como tal, sino porque tenía muchos otros aspectos que daban temor. El hecho de ser una serie basada en la vida real, por tratarse de Garzón, y en realidad lo que más me asustaba era no darle la talla al elenco y al director. Es que son unos monstruos de la televisión. Aunque ya había hecho teatro con Santiago Alarcón, Cecilia Navia y Carmenza González, llegar a la tele, era una gran responsabilidad.

 

¿Cómo fue ese proceso?

Muy enriquecedor. Todo el elenco es sorprendente. Y es que, en Garzón, no solo son los actores los enamorados del proyecto. Todo el equipo técnico, luces, maquillaje, vestuario, libretistas, directores, productores…Todos estamos absolutamente enamorados y trabajamos con mucha pasión.

 

¿Qué viene ahora?

Seguir trabajando en teatro, acabamos de terminar temporada de ‘Tratado de Culinaria para mujeres tristes’ en el Teatro Nacional y  por ahora seguir adelante con nuevos proyectos. Yo estoy abierta a todos los aprendizajes que vengan. Con Cravis no les puedo adelantar mucho, pero las sorpresas son grandísimas. Esta semana hemos tenido escenas muy fuertes para ella y para la familia, y todo lo que viene, seguramente será conectándolos con la historia.

Debes leer: Momentos vistos a través de un film de Polaroid

Momentos vistos a través de un film de Polaroid

Fuente: Canal RCN

Comentarios