Viajar puede presentarse como una buena excusa para dejar de lado nuestras rutinas, incluidas aquellas de cuidados físicos y alimenticios. Al tener más tiempo libre y menos horarios fijos, se tiende a dejar de hacer ejercicios, comer mal y en cantidad excesiva. Durante la infancia esto no es un problema pero de adulto puede causar un impacto negativo en la salud. Los siguientes consejos te permitirán viajar y disfrutar de tu salud.

 

Ejercicios

Una gran manera de fomentar seguir con la rutina de ejercicios es llevar una muda de ropa y calzado deportivo. Antes de llegar a destino, se puede averiguar parques cercanos donde haya una ruta para correr y máquinas para ejercitar. Algunos hoteles en san andres cuentan con gimnasio incluido y piscina donde por la mañana se puede nadar tranquilo. En caso de no contar con tiempo para correr o nadar, puede llevar una cuerda para saltar o hacer una serie de ejercicios para elongar en su propio dormitorio.

 

Hidratación

Hay que evitar beber refrescos o bebidas alcohólicas de manera excesiva, por lo que se recomienda tener una botella de agua siempre. Así se evita comprar en locales y terminar eligiendo bebidas que solo aportan azúcar. Por las noches no consumir más de la cuenta, y nunca más de 1 día seguido ya que una copa de vino con la cena no causa problemas pero varias cervezas traerán resacas y deshidratación. Recordar que como mínimo se deben tomar 8 vasos de agua diarios.

 

Dormir

En el caso de viajar a un lugar con una importante diferencia horaria, se puede evitar el Jet Lag modificando la rutina de sueño unos días antes. Siempre descansar bien y la misma cantidad de horas que se duermen en el hogar, ya que las actividades típicas de los viajes desgastan aún más el organismo. Si se tiene problemas de espalda se recomienda llevar almohada propia y elegir el hotel de acuerdo a la calidad del colchón. En ocasiones resignar una buena vista por una habitación silenciosa y con poca luz ayuda a dormir mejor y más cantidad de horas.

 

Alimentación

Comer sano es la regla, evitar la repetición de la comida chatarra y en todo caso encontrar un local que sirva la dieta habitual a la que está acostumbrado. El visitar otra cultura puede ser atractivo para probar la cocina local, pero si es en excesiva picante o con mucha grasa terminará causando acidez. Para los snacks lo mejor es comprar frutas frescas y no chocolates o algún producto de un carro de comida. No saltarse comidas, respetando los horarios habituales de cada una.

 

Siguiendo estos consejos se logrará un balance positivo para mantener la durante el viaje y luego del mismo. Si bien las vacaciones son un momento para disfrutar también se debe ser responsable. En el caso de tomar medicaciones consultar con el médico si debe cambiar el horario de acuerdo a la diferencia horaria o si es mejor mantener la rutina.

 

Debes leer: Te vimos en el concierto de Bruno Mars en Bogotá FOTOS

Te vimos en el concierto de Bruno Mars en Bogotá FOTOS

Comentarios

Dejar respuesta