El año pasado la transformación digital fue una oportunidad para que las empresas se reinventaran y se adaptaran para garantizar su continuidad.

De ahora en adelante, muchos empleados seguirán trabajando de manera remota desde sus casas y tendrán que acudir a las oficinas de manera regular o programada según su campo.

Las empresas de todos los tamaños y de todas las industrias, ahora deben priorizar la transformación digital, asegurando la conectividad de alta calidad, la seguridad y la accesibilidad para alcanzar sus objetivos comerciales.

En esta llamada nueva normalidad, las empresas están centradas en gestionar a sus empleados para que sigan siendo compatibles con la cultura de la empresa, más allá de donde se encuentren.

Debido a estas dinámicas cambiantes del mercado y a que la fuerza de trabajo está distribuida, será esencial enfocarse en la experiencia del empleado. Los clientes buscarán soluciones de extremo a extremo para simplificar el proceso de contratación, integración y retención, tanto para los empleadores como los empleados.

Así que en este 2021, las empresas requieren un acceso rápido y fluido a las capacidades y el talento que necesitan, sin importar dónde estén, para que los empleados puedan trabajar de manera segura, productiva y conveniente desde cualquier parte.

Es por eso que una de las tendencias es aliarse con sistemas de gestión de recursos humanos para atender todas las necesidades de los colaboradores, desde el pago de remuneraciones hasta su desarrollo profesional.

Encontrar en la web aliados que te brinden estas soluciones con software de recursos humanos ya es posible, podrás encontrar soluciones en módulos de administración como por ejemplo remuneraciones, gestionar a los empleados, firma electrónica, entre otros; en talento como selección, evaluación de desempeño y capacitaciones; y cultura  como portal, beneficios, clima, comunicaciones, y mucho más.

Otra de las tendencias que las empresas de todos los sectores deben considerar este año, y sobre todo a la hora de diseñar su estrategia digital, es buscar buenos servicios en la nube para conectar y facilitar el trabajo remoto.

Estos servicios han tomado más fuerza gracias a su capacidad de organizar distintas cargas de trabajo en varios ambientes que facilitan las condiciones a los empleados gracias a las herramientas e información en tiempo real y colaborativa que permiten un funcionamiento óptimo con equipos internos y de cara a sus clientes.

Esta digitalización es una necesidad para todas las industrias, todos los sectores deberán revisar sus procesos para adaptarse a la nueva realidad de los clientes y del mercado.

Por último, una de las tendencias también para este año, será la seguridad para el trabajo remoto, ya que en 2020, uno de los principales retos fue el acceso remoto óptimo a los aplicativos de uso diario, lo cual, en un inicio afectó el desempeño de los trabajadores.

Es necesario tener en cuenta los altos costos de hardware para correr programas de alta demanda, para mantener la operación de una manera segura y estable desde las casas, mejorando los accesos de Internet, habilitando esquemas básicos de acceso remoto con VPNs, y creando nuevos canales de interacción.

Comentarios