Si estás buscando un sitio diferente en el planeta Tierra, seguro que alucinarías con Auroville, una ciudad india que está ubicada en Viluppuram (distrito cercano a Puduchery, Tamil Nadu). Fue fundada en el año 1968, bajo el amparo de la UNESCO, por Mirra Alfassa (también conocida como “la madre”), como un proyecto de la Sri Aurobindo Society.

Se trata de una especie de recopilación de todos los movimientos culturales y no gubernamentales que trabajan para que el mundo sea un lugar mejor: reciclaje, trabajar a cambio de trueques y alimentación, etc. Además, tiene un diseño arquitectónico totalmente increíble, ya que algunos de los mejores arquitectos y artistas han decidido crear viviendas en esta zona “rural”.

Auroville busca ser una ciudad universal en la que las mujeres y hombres de todos los países puedan vivir en armonía, por encima de cualquier credo, política o nacionalidad. El propósito de Auroville es exaltar la unidad del ser humano.

“La madre” creía que esta ciudad universal contribuiría fundamentalmente al “renacimiento de la India”. Auroville no pertenece a nadie en particular, “pertenece a toda la humanidad”. Pero, para poder vivir en este lugar tan especial, uno debe ser servidor de la “divina consciencia”.

Actualmente, residen personas de 50 nacionalidades diferentes, con rangos de edad, clases sociales, culturas, etc. muy distintas. Básicamente, esta ciudad es como una versión del planeta a menor escala, pero en el que se buscan hacer las cosas de una manera muy diferente. Su población asciende hasta los 2.400 habitantes.

 

FUENTE: tuitbook

Comentarios