No sabes por qué pero, aunque está todo ordenado, la casa luce fatal.

Esto pasa porque hay ciertas decisiones de decoración y algunos errores de organización que hacen ver desorden en donde no lo hay.

1. Demasiada luz

No te digo que apagues la luz (¡aunque sin luz no se vería el desastre!) sino que, demasiada luz, artificial a veces hace notar más las imperfecciones.

Mejor utiliza luz cálida y colocada de forma estratégica.

2. Plantas falsas

Aunque te parezcan más bonitas y más simples de cuidar, las plantas de plástico y sin vida, son objetos que más que decorar, juntan polvo.

3. Espejos mal colocados

Bien sabes que los espejos son tus mejores aliados a la hora de decorar un ambiente, pues pueden agrandar e iluminar espacios. Pero también pueden ser enemigos del orden, según el reflejo que dan.

4. Entrada descuidada

La entrada es la carta de presentación de casa y es lo que causa la primera impresión.

Si la parte de afuera está descuidada y la entrada no luce, el interior se verá influenciado por esa sensación.

5. Funda del sofá grande

Cuando un sofá (o silla) tiene muchos años y su tapizado no está en buen estado es normal colocar una funda, pero si no es del tamaño justo para el sillón, parecerá desordenado.

6. Notas e imanes en la heladera

Cuando tu heladera o refrigerador está lleno de imanes y notas o dibujos de los niños, da aspecto a desorden.

7. Estanterías abiertas o vidriadas

Es un tema complicado, porque por más que ordenes los gabinetes, si no tienen puertas o son de vidrio, siempre lucen desordenados.

A menos, claro, que seas una experta erudita de la organización (en cuyo caso, difícilmente estarías leyendo esto).

8. Abrigos por todos lados

Si no tienes un recibidor en donde colgar los abrigos en la entrada para que no se vean, es común que la casa parezca desordenada. ¡A guardarlos!

9. Correo sin organizar

A veces ni siquiera abrimos el correo porque aburre y queda dando vueltas hasta que no hay más remedio.

Otras veces lo abrimos y como son cuentas para pagar, quedan visibles así no las olvidamos.

10. Demasiados recipientes para almacenar

Todo está en su lugar, ¡pero esos recipientes no están organizados! Trata de que sean todos iguales y que las cosas que tengan adentro no se vean.

11. Muchos portarretratos

Las fotos familiares son hermosas, pero si llenas los muebles con portarretratos solo se verán desordenados y llenos de polvo. ¡A menos que los limpies a diario!

12. Lío de cables

¡Qué feo! Cables del tele, la play, el dvd, la computadora, el sistema de sonido. Intenta disimularlos o pasarlos por atrás de los muebles para que no se vean.

13. Libros rotos en la biblioteca

Exhibir tus libros en una linda biblioteca es hermoso, pero cuando tienen el lomo despedazado o las portadas rotas no queda nada bien y da impresión de desorden.

FUENTE: imujer

Comentarios

2 Comentarios