Muchos cuando llegan a la tercera edad en vez de vivir sus últimos años disfrutando de la vida, deciden más bien arruinar minutos de felicidad con malas vibras o pensando en lo que nunca hicieron con mucha melancolía.

Queremos ancianos activos y un poco menos estresados, por eso estas son nuestras recomendaciones para cuando llegues a viejo

 

Practica algún deporte: si de joven no jugabas ni al volleyball, será difícil empezar de viejo. Sin embargo nunca es tarde para empezar y te va a servir para drenar frustraciones de la edad así sea jugando bolas criollas

 

Agarra la bicicleta: será un excelente ejercicio y además te distraerás al aire libre lejos de nietos que arman berrinche cada 5 minutos.

 

Vence el miedo a las alturas: suena descabellado, pero la señora de la foto se llama Doris Long y empezó a practicar ‘Climbing’ luego de medio siglo de vida.

 

Ponte fitness: volverás locas a todas las abuelas y mamás cuando te vean un cuerpazo y no una lipa cervecera.

 

Sigue haciendo lo que hacías de joven: si tuviste alguna pasión cuando eras chamo, retómala. Claro, los ritmos cambian con la edad, pero eso nunca significa que debes dejar de hacer lo que te apasiona.

 

Date un gusto: la clave está en evitar los excesos, pero hasta los doctores recomiendan una copa de vez en cuando.

 

Atrévete a hacer lo que nunca hiciste: a medida que envejecemos, muchos miedos se van superando. Por ejemplo, si siempre quisiste lanzarte en paracaídas y no tienes problemas cardiacos, ahora no hay excusa.

 

Canta: en serio, así sea en karaoke. Cantar te ayudará a desahogarte de manera sana en vez de amargarte con el mundo. Que lo diga Iggy Pop.

 

Experimenta con la música: si lo tuyo no es cantar, entonces hay otras alternativas. Ponte a producir melodías que te agraden o actualízate con lo nuevo que va saliendo. Los clásicos siempre serán clásicos, pero música buena que nos agrade siempre seguirá surgiendo.

 

Empieza una carrera: NUNCA es tarde para aprender. Muchos abuelitos se conforman con pequeños cursos, pero otros son más ambiciosos y hasta terminan la universidad primero que los nietos.

 

FUENTE: RUMBACARACAS.COM

Comentarios

6 Comentarios